TODO SOBRE LA TÉCNICA DEL FÚTBOL

Llevar el balón pegado al pie

la conducción en el fútbol

La conducción en el fútbol

Es una elemento en el que cada jugador tiene un estilo diferente y la utiliza como mejor puede, siempre en su favor. Tenemos grandes maestros que son capaces de conducir el balón de forma muy rápida, eficiente y efectiva.

La conducción no es solo llevar el balón pegado al pie.

También es, hacerlo en el momento preciso buscando ganar terreno, o no perder el control del balón, no obstante, conducir todo el tiempo no es lo mas importante en el fútbol, para eso, el fútbol es un deporte de equipo donde todos las acciones tienen que sumar a favor del juego colectivo y conseguir ganar el partido.

No es necesario tener 11 jugadores especialistas en conducción, según el modelo de juego podríamos tener posiciones que requieran de momentos de conducción con un fin táctico específico, relacionado con cambiar la orientación del juego, aprovechar situaciones de contra ataque o temporizar los momentos de partido.

la técnica para realizar una buena conducción.

Requiere de gran coordinación, no es correr solo hacia adelante llevando el balón con los pies, el jugador tiene que ver el recorrido, poder cambiar de sentido si el contrario presiona, aguantar las cargas de los contrarios, cambiar de ritmo, ver los movimientos de los compañeros y decidir la mejor opción, terminando la jugada con un pase, un tiro a puerta o una perdida a favor.

Como bien sabemos una de las máximas del fútbol es conducir el balón con la cabeza alta controlando todo el horizonte, es imprescindible promover esta situación en los entrenamientos cuando los niños están en formación.

Los entrenadores pueden proponer puntos de partida dentro de un juego orientado a emplear la conducción, siendo siempre en beneficio del juego en equipo, donde estén obligados a mirar referencias elevadas, de esta forma tiene que levantar la cabeza.

¿La posicion de juego de cada jugador indica una forma de conducción diferente?

Si miramos la forma de hacerlo de Toni Kroos no tiene nada que ver con la forma de conducir de Arjen Robben, ambos jugadores espectaculares y de clase mundial en el movimiento del balón, y que sin embrago la emplean de forma diferente debido a su posición de juego, incluso Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, ambos atacantes totalmente efectivos pero con un uso y ejecución totalmente diferente.

 

Lo que pretendo decir es que el talento hay que educarlo, protegerlo, entenderlo y dejar que evolucione al estilo de cada jugador.